X

abandoned-buildings-mathias-haker-26

Tenía diecisiete años. Acababa de ponerse los zapatos cuando esa mañana de abril sonó por primera vez la sirena que anunciaba los ataques. Sintió la suela tersa donde iba metiéndose poco a poco, se dejó descansar sobre la silla.

Delante estaba su cepillo de madera labrada. Se quedó mirando largo rato hasta que una de las niñas vino a buscarla, había que bajar al escondite. Como uno de sus antiguos juegos. Pero los alemanes habían llegado para quedarse. Lo supo cuando dejó de sentir a sus padres debajo, en la cocina, discutiendo a la hora del desayuno. Cuando las calles se acostumbraron a estar vacías, y los comercios dejaron que los víveres se fueran enmoheciendo. Cuando llegaron los nuevos inquilinos, y limpiaron su habitación. Y recogieron los zapatos de seda que todavía tenían restos de huesos humanos dentro.

Sin embargo se ha puesto de pie. Ya no es. Pero lo que fue quiere peinarse, así que toma su cepillo de madera y …

Publicado en anatomía del desastre, Cerámica-S.XVIII, Isadora | Deja un comentario

Para hacer el retrato de un pájaro

Pintar primero una jaula
con la puerta abierta
pintar después algo bonito
algo simple, algo bello,
algo útil para el pájaro.
Apoyar después la tela contra un árbol
En un jardín en un soto
o en un bosque esconderse tras el árbol
Sin decir nada, sin moverse
A veces el pájaro llega enseguida
Pero puede tardar años
antes de decidirse.
No hay que desanimarse
Hay que esperar
Esperar si es necesario durante años
La celeridad o la tardanza
En la llegada del pájaro
No tiene nada que ver
Con la calidad del cuadro.
Cuando el pájaro llega, si llega
observar el más profundo silencio
esperar que el pájaro entre en la jaula
y una vez que haya entrado
cerrar suavemente la puerta con el pincel.
Después borrar uno a uno todos los barrotes
cuidando de no tocar ninguna pluma del pájaro.
Hacer acto seguido, el retrato del árbol,
escogiendo la rama más bella para el pájaro,
Pintar también el verde follaje
Y la frescura del viento,
El polvillo del sol
y el ruido de los bichos de la hierva en el calor estival
y después esperar
que el pájaro se decida a cantar.
Si el pájaro no canta, mala señal,
Señal de que el cuadro es malo,
Pero si canta es buena señal,
Señal de que podéis firmar.
Entonces arrancadle delicadamente
una pluma al pájaro
Y escribid vuestro nombre
En un ángulo del cuadro.

Prévert, Jacques (Francia, 1900 – 1977)

 

Publicado en POESÍA, Vídeo | 2 comentarios

El arte de volar

©Miguel Ruibal

Cet art n´est pas plus séparable de l´élan qui l´anime,

pas plus <<immobilisable>> que l´avion en vol

n´est pas séparable de son vol.

A. Malraux.

Publicado en Dibujo | Deja un comentario

GNOSIS

Eloisa Torres. Técnica mixta.

Publicado en Pintura | Deja un comentario

Canto

Escucho un mirlo,

hastiada de palabras.

Canta tu nombre.

irena.



Publicado en Cerámica-S.XVIII, Irena | Deja un comentario

Arribo

“Yo no voy a morir de enfermedad

ni de vejez, de angustia o de cansancio.

Voy a morir de amor, voy a entregarme

al más hondo regazo.

Ya no tendré vergüenza de estas manos vacías

ni de esta celda hermética que se llama Rosario.

En los labios del viento he de llamarme

árbol de muchos pájaros.”

“Inclinada en tu orilla, siento cómo te alejas.

Trémula como un sauce contemplo tu corriente

formada de cristales transparentes y fríos.

Huyen contigo todas las nítidas imágenes,

el hondo y alto cielo,

los astros imantados, la

vehemencia

ingrávida del canto.

Con un afán inútil mis ramas se despliegan,

se tienden como brazos en el aire

y quieren prolongarse en bandadas de pájaros

para seguirte a donde va tu cauce.

Eres lo que se mueve, el ansia que camina,

la luz desenvolviéndose, la voz que se desata.”

Rosario Castellanos

Publicado en Isadora, POESÍA | 1 Comentario

Árbol Bhodhi

Irena.

«Dos pájaros, compañeros inseparablemente unidos residen sobre un mismo árbol; uno come el fruto del árbol, el otro mira sin comer»

Upanishad.

Publicado en Cerámica-engobes, Irena | 2 comentarios